Objetivo: Reparar la piel

El sol, el mar, la arena de la playa,y el cloro de la piscina resecan la piel, aparecen manchas, deshidratación y el bronceado se va apagando. Es hora de reparar la piel y prepararla para la vuelta a su día a día.

¿Cuáles son los pilares del cuidado de la piel?

Cómo órgano más versatil de nuestro cuerpo y con funciones desde la protección hasta la función social, diría sin duda que son: la limpieza, la hidratación y la protección solar. Todo eso diaríamente y con productos adecuados son “los básicos” en el cuidado de la piel.

Hoy voy a centrarme en la hidratación, las manchas las trataremos en un próximo post.

Los factores ambientales hacen que la piel del rostro pierda suavidad, elasticidad y luminosidad, son los responsables de la aparición de las llamadas “arrugas de deshidratación”, por eso es tan importante reparar la piel de los efectos del sol y prepararla para las inclemencias invernales (esto sirve tanto para la piel del rostro, como para la del cuerpo).

¿Y, cuál es el mejor momento para hidratar la piel?

Cualquier momento del día es bueno, siempre que nuestra piel lo pida, pero por la mañana después de la higiene es fundamental. Cuando salimos de casa es cuando nuestra piel va a enfrentarse a la humedad, al sol y a partir de ahora al frío. Aunque como os digo cualquier mo-men-to es bueno para usar una hidratante.

¿Qué producto escoger?

Hay un montón de productos que pueden aportar hidratación a nuestra piel, pero ¡ojo! no todos llevan la concentración adecuada, no olvides que para cualquier duda nos puedes consultar en la farmacia.

Yo voy a hablaros de mis preferidos en hidratación.

Las hidratantes de Hydrance son las que mejor hidratan mi piel, por la cantidad tan alta de Agua termal de Avène, ya que yo tengo una piel sensible y estas me aportan mucho confort. Además de evitar la deshidratación tienen un ingrediente la lipomucina que funciona como el sistema protector del film lacrimal. Además puedes elegir entre textura ligera y rica y con protección UV o sin ella.

Los proteoglicanos, son moléculas que constituyen la base estructural de la dermis, rellenando los espacios entre las células y siendo fundamentales para mantener su estructura, por lo que ayudan a mantener la firmeza de los tejidos y retienen la hidratación óptima a lo largo del día. En Martiderm tienes varios tipos de ampollas según las necesidades de tu piel.

En las Ampollas de Martiderm, a parte de los proteoglicanos, encontramos Vitamina C  pura (L-ácido ascorbico)  de acción antioxidante potente y reafirmante ya que estimula el colágeno en la piel. Aporta luminosidad a nuestro rostro.

Otro producto que podemos utilizar para pieles deshidratadas es un serum, como tratamiento de choque. Hay una gran variedad, solo es buscar  el que mejor se adapta a tu piel. Yo prefiero alguno que controle las manchas que aparecen después del verano, me encanta el de Martiderm o Caudalie. Aunque si prefieres una cura de hidratación el serum Hydrance de Avène es muy efectivo. Además siempre tienes la opción en nuestras farmacias de utilizar un Serum personalizado según la necesidad de tu piel.

En cuanto al producto de higiene, a las pieles deshidratadas les va muy bien el agua micelar. Y una vez terminada la época de exposición solar, es importante exfoliar la piel una vez por semana, así como el uso de una mascarilla hidratante, (o purificante si tú piel es grasa).

Y no debemos olvidarnos de intensificar la hidratación desde el interior, os doy un consejo, es un buen momento para hacer una cura de Detox, para ello os aconsejo Epakur, ayuda a depurar nuestro hígado .

Es muy importante seguir una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en vitamina A y C, os recomiendo incluir nutricosméticos en la dieta. Una de sus principales ventajas es que llegan donde no lo hacen las cremas, ya que tienen la capacidad de atravesar la barrera intestinal y entrar en el torrente sanguíneo donde se dispersan por el cuerpo para llegar a las células.

Bueno… entonces, ¿empezamos a preparar nuestra piel para el invierno? seguro que lo agradecerá.

propositos-17

Ya se han acabado las fiestas, volvemos a nuestra rutina, a nuestros quehaceres cotidianos y aunque el año empieza el 1 de Enero es a partir de ahora cuando ponemos en práctica nuestros propósitos. Es el momento perfecto para prestar más atención a nuestros hábitos para que sean más saludables, nuestro organismo y también nuestra piel nos lo agradecerá.

El cuerpo humano por si mismo ya tiene la capacidad de expulsar las toxinas, metales pesados, etc. que acompañan a los alimentos de forma habitual, los órganos encargados de ello son el hígado, los riñones y el sistema linfático, pero… ¿podemos echarles una mano?

Desde la Farmacia te proponemos unas pautas para compensar los excesos de estas Navidades:

  • Haz una dieta DETOX, elimina las toxinas acumuladas con la ayuda de complementos depurativos a base de cardo mariano, Cúrcuma, Diente de león. Otra ayuda pueden ser los preparados de semillas de lino que te ayudarán a laxar. En estas dietas es bueno tomar jugos puros biológicos que nos van a aportar vitaminas y son buenos antioxidantes.
  • Toma frutas depurativas como por ejemplo la piña, que tiene gran contenido en fibra y favorece la digestión, tiene bajo contenido en grasas y proteinas y posee un efecto saciante. También son recomendables las manzanas y las peras que ayudan a depurar el organismo gracias a su contenido en pectina y agua.
  • Añade más verduras a la dieta, una opción puede ser la remolacha que evita la acumulación de liquidos, es diurética y rica en fibra dietética. el apio también es un vegetal con efecto depurativo.
  • Da un paseo y disfruta de la naturaleza. Caminar 30 minutos al día favorece la digestión y si es posible que sea en contacto con la naturaleza que favorece la desintoxicación de nuestro organismo y nos mantendrá más alegres.
  • Descansa bien. Es importante proporcionar al cuerpo un buen descanso, entre 7 y 8 horas. En caso de sufrir alguna alteración del sueño como consecuencia de tantos excesos, puede ser útil la toma de preparados de valeriana en combinación con otras plantas como la amapola de california o la plasifora que favorecen un sueño reparador.
  • Aprovecha para poner tu cuerpo a punto practicando ejercicio físico. Practica un ejercicio acorde a tus posibilidades de forma constante, es el mejor aliado junto con la alimentación para nuestra salud.